Buscar este blog

viernes, 1 de agosto de 2014

PEDICULOSIS PÚBICA (LADILLA) O PIOJO GENITAL









PEDICULOSIS PÚBICA
Una enfermedad de transmisión sexual

La enfermedad de transmisión sexual también llamada ladilla y de la que poco se conoce.  El paciente infestado con el piojo tiene una probabilidad de 30% de padecer otra enfermedad de transmisión sexual, ya que es común que quien tiene una enfermedad de transmisión sexual tenga alguna otra.

Video de Pediculosis Púbica o ladilla
DATOS GENERALES
La pediculosis púbica, conocida como ladilla, es una enfermedad de transmisión sexual que provoca irritación en la piel del vello sexual situada sobre el pubis.

¿Cómo se llama el germen que produce la pediculosis púbica?
La pediculosis es causada por el parásito Phthirus pubis, conocido como ladilla; piojo o piojillo, el cual se instala en el vello de la región del pubis y ocasiona una picazón intensa e intermitente.

¿Durante cuánto tiempo una persona puede contagiar la pediculosis púbica?
El riesgo de contagio existe mientras estén presentes los parásitos y sus liendres o huevecillos.

Si en el acto sexual no se produjo la eyaculación, ¿hay riesgo de que la enfermedad se transmita?
El riesgo de contagio está presente, aun en ausencia de eyaculación, porque lo importante es el acercamiento corporal.

¿Se puede transmitir esta enfermedad por prendas de vestir o peines?
En realidad, existen tres tipos diferentes de piojos según el sitio corporal que afecten:
1. Piojos de la cabeza
2. Piojos del cuerpo
3. Piojos púbicos

La pediculosis púbica requiere del contacto íntimo para su contagio, a diferencia de los otros dos tipos, que no son enfermedades venéreas y se transmiten por peines, prendas de vestir y ropa de cama. Es común que un mismo paciente tenga los tres tipos de parásitos. 

MANIFESTACIONES
¿Una persona puede infectarse con pediculosis púbica y no darse cuenta?
Todo depende de la cantidad de piojos que adquiera, así como de los hábitos de higiene personal. Los individuos muy escrupulosos con su aseo, quizá no tengan síntomas y eliminen al parásito en un breve lapso de tiempo. En caso contrario, rápidamente se experimentarán las molestias.

¿Cuándo aparecen los síntomas?

La picazón se presenta a los quince días, pues transcurren unos ocho días desde la siembra del huevo en un nuevo huésped hasta que el huevo se abre.


Las ninfas alcanzan la madurez ocho días más tarde.
¿Cuáles son los síntomas?
La picadura del piojo es indolora; pero debido a una reacción alérgica hacia la saliva o al anticoagulante que inyecta el parásito, la piel desarrolla una reacción inflamatoria que provoca la irritación.
La manifestación característica es la picazón en el vello púbico, la cual se acrecienta por la noche. Si el individuo no recibe tratamiento, la piel comienza a mostrar lesiones de rascado que se pueden infectar y se propicia la aparición de granos. Es común observar pequeños moretes o equimosis, producto de la succión de sangre por parte del piojo. El vello de las nalgas, el pecho, los muslos, la barba y las pestañas también pueden ser afectados por este parásito.


 
Como los piojos se alimentan con sangre, con frecuencia dejan manchas pequeñas de color pardo o sanguinolento en las zonas de las prendas de vestir que entran en contacto con los genitales o el ano.


¿Cuáles son los síntomas si la infección se produce en la zona anal?
En las relaciones anales se infesta el vello púbico, el vello alrededor del ano y el de los muslos, y esto ocasiona las mismas manifestaciones caracterizadas por una picazón intensa.

¿Cuáles son los síntomas si la infección se produce por contagio a través del sexo oral?
El piojo púbico tiene sus patas diseñadas para el grosor del pelo del pubis. Por eso, tiende a localizarse en el pelo que tenga ese grosor, como el de las pestañas, barba, cejas y bigote.

DIAGNOSTICO
¿Cómo se diagnostica la pediculosis púbica?
El diagnóstico se realiza observando a simple vista el vello infestado con el parásito o sus huevecillos.

¿Existe alguna prueba en sangre?
No existe una prueba para determinar la presencia de los piojos. Como su diagnóstico es evidente, no requiere exámenes especiales.

COMPLICACIONES
¿Cuáles son las complicaciones si no se instaura el tratamiento?
Los piojos son parásitos prácticamente inofensivos, que han convivido con el ser humano a lo largo de la historia, Más allá de sus molestias usuales, no producen complicación alguna. Existe la probabilidad de que los granos producidos por el rascado se infecten con bacterias, las cuales en raros casos pueden dañar el corazón.

PREVENCION
¿Cómo se puede prevenir el contagio?
Como hemos mencionado a lo largo de este documento, las enfermedades de transmisión sexual son muy difíciles de prevenir porque no siempre dan síntomas. Además, la vida sexual es tan compleja y pleomórfica, que comúnmente las personas olvidan las normas mínimas de prevención, las cuales suelen ser bien conocidas.
Entre estas medidas se destacan:
• Evitar relaciones sexuales con personas de riesgo, como las prostitutas.
• Consultar ante la presencia de cualquier molestia genital.
• Evitar las relaciones sexuales cuando se sufre de molestias genitales.
• Realizarse chequeos periódicos si se mantiene una relación sexual con una pareja no habitual.
• Ante el diagnóstico de pediculosis púbica, avisar a las personas con quienes se mantuvo vida sexual durante el periodo de riesgo que el médico señale.
• Efectuarse chequeos cuando se cambia de pareja sexual, o bien, cuando se conoce que la pareja habitual ha tenido relaciones sexuales con una tercera persona.

¿El preservativo es eficaz para evitar el contagio?
De ninguna manera. El preservativo cubre el pene, y el piojo se encuentra en el vello púbico.

Si una persona se contagió de pediculosis púbica, ¿está protegida de una nueva infección por esa enfermedad?
Claro que no. Una persona puede infectarse varias veces en la vida, por cuanto los piojos no producen inmunidad natural.

¿Existe alguna vacuna para evitar el contagio?
No existen vacunas para prevenir el contagio. Por eso la prevención y el tratamiento son los pilares para luchar contra este parásito.

Consulta inmediata con el  Dr. Carlos Alberto Ramírez Medina
M.N.: 146.653 M.N.: 453.839

CARISMA MEDICAL CENTER
Medicina Estética y Longevidad

Av. Córdoba – Palermo Soho
Teléfonos: (011) 2064 2639 y 15 6180 6736
E-mail: carismamedicalcenter@hotmail.com
http://carismamedicalcenter.blogspot.com/
http://carismamedicalcenter-hombres.blogspot.com/
http://facebook.com/carismamedicalcenter.medicinaestetica
http://facebook.com/carismamedicalcenter.hombres
http://twitter.com/carismamedical

No hay comentarios: